40 dias de Ayuno “Viviendo en la plenitud del Reino de Dios” Dia 7

Dia 7 Lucas 6

Encontramos a los religiosos confrontando a Jesús, quien lo único que había violado era la manera extremista que ellos tenían de interpretar la ley. Jesús con amor y con ejemplos les enseña el verdadero sentido de la ley, el principio que Dios había establecido y que ellos no podían entender,  mostrando que el amor y la ayuda a los demás es lo más importante y lo que a Dios le interesa.

Antes de elegir a sus 12 discípulos Jesús nos da una vez más una lección muy importante acerca de la oración, él no toma decisiones apresuradas, y una decisión tan importante como esta, requería tiempo a solas con el Padre en oración; si Jesús , el Hijo de Dios nos da ejemplo de la importancia de la oración para tomar decisiones, es nuestra responsabilidad hacer lo mismo, nunca podemos tomar decisiones sin consultar la voluntad del Padre en un buen tiempo de oración.

Y en este capítulo continúa haciendo lo más importante de su ministerio: Enseñar, sanar y liberar.

Luego viene uno de los sermones más significativos en el ministerio de Jesús, y es aquí donde empieza a exponernos nuestros códigos de comportamiento como hijos de Dios, nos expresa los valores del Reino que debemos desarrollar en nuestra vida; todos deben ver que verdaderamente somos hijos de Dios, y marcamos la diferencia; habla puntos importantes que parecieran ser irracionales, pero que en definitiva expresan el amor que debemos tener hacia los demás, la compasión, la justicia de Dios, que consiste en ganar a quien nos ha ofendido, recuperarlo sin esperar que primero sufra las consecuencias de sus equivocaciones.

Nos está llamando a dar buen fruto, a cuidar nuestro corazón que es la raíz de nuestra vida, debemos limpiarlo, mantenerlo puro y en santidad para dar buen fruto, y nuestras palabras siempre darán cuenta de lo que hay en nuestro corazón.

Finaliza llamando nuestra atención acerca de los cimientos de nuestra vida, construiremos sobre la arena? o nuestra vida está fundamentanda en quienes somos en Dios, qué tenemos en Él y qué podemos hacer en Él. Vendrán tormentas, que golpearán  muy fuerte, pero si estamos cimentados en la Roca que es Cristo Jesús, siempre permaneceremos firmes en Dios.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>