JESUCRISTO MI SALVADOR LUNES 04 de Diciembre

 

Juan 1:14 “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad” Cuando el Verbo es hecho carne, señala la entrada legal de Dios en la vida humana, el Dios santo se mudó a la tierra y vino a habitar con el hombre, vivió entre nosotros, vimos Su gloria, lleno de gracia y de verdad. Es de vital importancia para nuestra fe saber que, Dios se hizo hombre para salvarnos; un hombre pecó, un hombre tenía que venir y ocupar el lugar del hombre para vencer al diablo. La humanidad era enemiga de Dios, por causa del pecado y para reconciliarnos, lo primero que teníamos que hacer, era arreglar nuestro problema de pecado, y ese pecado tenía como consecuencia la muerte, porque escrito está: La paga del pecado es muerte, solo que esa muerte se le cobró a Jesucristo.

Romanos 3:23-24. ¿Qué hizo el Padre con Su Hijo Jesús? Lo puso en nuestro lugar para salvarnos, para recibir la carga de nuestro pecado, para manifestar Su justicia, Dios Padre puso a Jesús allí, por ti y por mí. Cuando Jesús estuvo en la cruz, se estaba haciendo a través de Él justicia por nuestro pecado, se estaba cobrando el precio de nuestro pecado, el pecado se estaba pagando en la cruz de Cristo; Dios Padre puso a su Hijo para hacer justicia, Jesús estaba recibiendo lo que tú y yo merecíamos recibir, se puso en medio y tomó el castigo de nuestro pecado y tenía que ser así. Cuando Dios Padre le cobra nuestro pecado a Cristo, entonces ya le es más fácil declararnos perdonados, porque Cristo ya pagó por nosotros. Dios Padre no se podía saltar ese paso, porque entonces dejaría de ser Dios, y Su Palabra no tendría valor.

Jesús pagó nuestros pecados, no al diablo, sino ante la ley de Dios, porque el diablo no se merece nada, Jesús murió ante la ley de Dios que exigía la muerte del pecador y la ley se tenía que cumplir, por lo tanto, la sentencia de la ley vino y cayó sobre Jesús y Dios Padre ya cobró el precio de nuestros pecados. Todo el que viene al Padre ya es declarado justo, inocente por la sangre de Jesús, ya estamos sin mancha delante de Él, Jesús ya hizo justicia por nosotros, el precio del pecado ya fue pagado. Escuchen “Tu Nombre” de Miel San Marcos

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>