Jesucristo mi Salvador. MIERCOLES 06 de Diciembre

 

Isaías 9:6 “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” Dios vino a vivir entre los hombres, Jesús el divino Salvador, descendió a la tierra como un niño, ¿por qué? Por amor, solo por amor, esa es la única razón; porque de tal manera nos amó el Padre Celestial que envió a Su Hijo Cristo, para que todo aquel que en Él crea no se pierda, sino que tenga vida eterna. No había otra manera para regresarnos al Padre, Cristo tenía que venir para acercarnos de nuevo a la gloria de Dios. Su vida aquí en la tierra fue perfecta, vivió como hombre, con la única diferencia que no cometió pecado, Él nació para morir en una cruz por nosotros y Su resurrección nos dio la victoria.

Suficientes razones para celebrar todos los días del año, que tenemos un Salvador, Él es nuestra paz, nuestro gozo y el motivo de nuestra adoración. Ya no tenemos que luchar para ganarnos el cielo porque ahora compartimos la vida de Dios, compartimos la muerte de Cristo y el pecado ya no tiene dominio sobre nuestras vidas, la Sangre de Jesús nos ha hecho un camino para entrar a la presencia de nuestro Padre Dios. El precio de nuestra amistad ha sido pagado. Simplemente debemos abrir nuestro corazón y recibir el regalo de la salvación. Cuando andamos en la luz, la Sangre de Cristo nos limpia de todo pecado y Dios nos ve limpios a través de la Sangre de Jesús, nos acepta basándose en la condición de ese perfecto sacrificio.

Leí un artículo en una revista que anunciaba la lista de los multimillonarios del mundo y decía cómo habían obtenido su fortuna, pero me llamó la atención que muchos de ellos obtuvieron su patrimonio de una herencia, es decir, no tuvieron que hacer nada para tener esa fortuna, cuando nacieron les estaba esperando. Si tú recibes el regalo de la Salvación, eres un hijo de Dios, porque Cristo es la salvación, entonces tú ya tienes la inscripción “HEREDERO” al lado de tu nombre, y tienes la herencia de sanidad, gozo, prosperidad, liberación, y vida abundante. Ese fue el motivo por el cual Jesús nos fue dado, Él es el regalo más grande para la humanidad, Él es tu mejor regalo. Invita una familia a tu casa y compartan juntos el Altar Familiar, oren por sus peticiones y compartan un tiempo lindo de salvaciòn. Escuchen la canción “Solo Cristo” de Hillsong

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>