JESUCRISTO, TU AMOR ME HIZO LIBRE LUNES 07 de Agosto

Efesios 2:4-6 “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús” Cuando Jesús murió y resucitó, te hizo libre de toda esclavitud, éramos esclavos del miedo, de la depresión, del pecado, de la enfermedad, de la pobreza, y Cristo nos dio una posición de aceptación ante el Padre, fuimos restaurados a nuestro lugar original, ahora somos de hijos de Dios. Pero el que los hijos de Dios sean o no victoriosos sobre las circunstancias, depende de cómo se estén viendo, como libres o aún como esclavos.

Muchas personas son devastadas por las maquinaciones de satanás y por eso están en continuo estado de fracaso y derrota, están tan asombrados con la maldad en el mundo que piensan que el universo es malo y acusan a Dios de ser el autor y creador de la maldad; si las personas entendieran que satanás es quien vino a matar, robar y destruir, se aclararía mucha confusión que tienen acerca de la maldad que existe en la tierra. Dios creó en el principio el mundo y vio que todo era bueno, Dios hizo al hombre y le dio señorío sobre la obra de sus manos, pero cuando Adán y Eva desobedecieron, sus ojos fueron abiertos, conocieron el bien y el mal. Dios les había dicho que el día que comieran de ese fruto, morirían. Ellos no murieron físicamente en ese instante, pero sí murieron espiritualmente, cuando eso pasó, fueron separados de Dios; por este acto de desobediencia Adán entregó su dominio de este mundo al diablo.

Cuando él pecó y desobedeció, renunció a su derecho sobre los reinos de la tierra, y por esto satanás los tomó en dominio desde ese instante, ¿ese es el final de todo? Noooo, gracias a nuestro Padre Dios, porque Él envió a su Hijo Jesús a la tierra para redimir a la humanidad, para acercarnos de nuevo a Él, para restaurar al hombre al dominio que había perdido, y nos sacó de toda esclavitud. Satanás sabe que su tiempo aquí en la tierra se está terminando y sabe que su inminente castigo está profetizado en la Biblia. Ahora que hemos recuperado nuestra autoridad, somos más que vencedores sobre toda circunstancia, por lo tanto, no se la devuelvas a satanás por medio del pecado; tú ya eres libre, Jesucristo es el Salvador de este mundo y tiene todo el poder para sanar, para restaurar, para prosperar, para levantar, así que, recíbelo en tu corazón, Él lo hizo por ti, ya no tienes por qué caminar en esclavitud, sé libre ahora mismo de todo lo que te estaba atando y levanta tus manos en señal de libertad. Escuchen “Libre soy” de Barak

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>