Jesucristo, tu amor me hizo libre. MIERCOLES 09 de Agosto

Leer Juan 8:12 “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”. El verdadero vivir consiste en continuar conectado a la presencia de Dios. Nuestro hábitat original es la presencia de Dios, nuestra atmósfera ideal para vivir en victoria, es la atmósfera celestial; así como un árbol necesita permanecer sembrado en la tierra, para poder vivir, igualmente necesitamos permanecer en la presencia de nuestro Padre Dios, porque en Él todo es completo; en Su presencia lo tenemos todo, y la necesidad de la humanidad es suplida. Cuando la humanidad fue creada, no conocía la escasez, la enfermedad, las dolencias, ni la muerte, ni la tristeza; ¿Cuándo el hombre tuvo que empezar a experimentar todo esto? Cuando salió de la presencia de Dios, por causa de su desobediencia, por el deseo de querer vivir a su manera, cuando puso sus propias reglas; por lo tanto, el proceso natural del hombre se convirtió en nacer, crecer, reproducirse y morir.

¿Qué hay fuera de la presencia de Dios? Enfermedad, pobreza, tristeza, muerte, destrucción, desilusión, depresión. Jesús es la luz verdadera; Él te saca de la obscuridad y la mentira, Él te alumbra el camino recto hacia Dios y la salvación. Todos los que seguimos a Jesucristo somos liberados de la obscuridad del pecado, del mundo y de satanás. Cristo fue hecho hombre para salvarnos, nosotros no podíamos ir al cielo, entonces Dios vino a la tierra. Jesús no empezó en Belén, Él siempre fue Dios y llegó a ser hombre en Belén, Él es Dios que vino al mundo para el resolver el tema del pecado, para pagar por nuestra maldad y para suprimir la distancia entre Dios y el hombre. Creyendo que Jesús es el Cristo, se alcanza la salvación.

Gracias Jesús, que has vencido y nos has dado la victoria, tu muerte fue nuestra muerte, tu resurrección fue nuestra resurrección, tu victoria es nuestra victoria, ahora tenemos identidad, tú le has dado valor a nuestra vida, tú nos dignificaste, y en ti, le hemos encontrado significado a nuestra existencia. En Cristo tenemos sanidad, salvación, prosperidad, lo tenemos todo. Papá Dios quiere que camines en la luz de Su Palabra, que nos asegura la victoria sobre toda circunstancia. Jesús hizo énfasis en el hecho de que los hijos de Dios, estamos en el mundo, pero no somos del mundo, y no tenemos por qué ser gobernados por el diablo; sin embargo, muchos dejan que el diablo los gobierne, cuando deciden caminar en las tinieblas y no en la luz.

Alégrate, alaba a tu Padre Dios, porque los poderes de las tinieblas no tienen autoridad en tu vida, Jesucristo ya te hizo libre, tú no eres un esclavo y no debes vivir como si aún estuvieras esclavo; a medida que crees y practicas estas verdades, obtienes libertad y luz en tu vida, tú tienes autoridad si caminas con Cristo; es por eso que no nos podemos salir de Su Presencia, porque ahí lo tenemos todo, tenemos protección. Escuchen “Ya no soy Esclavo” de Twice. Hoy comparte esta Palabra de bendición con tus amigos, invita a una familia a tu hogar y enséñale a realizar el Altar Familiar.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>