Jesucristo, tu amor me hizo libre. SÁBADO 12 de Agosto

2ª de Tesalonicenses 2:1-2 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. Un día no muy lejano, más pronto de lo que imaginamos tenemos una cita cara a cara con Jesús; Él en persona se presentará a esta cita, muchos piensan que es broma, pero si creemos en la prosperidad, en la sanidad, en las promesas, también debemos creer que este día vendrá, porque el deseo de Dios Padre es poner nuevamente el orden, el mal no puede gobernar por siempre, la gente no quiere acercarse a Dios, y cada vez vemos cosas peores. A veces sentimos que ya no podemos mas con tanta maldad, pues todo eso tendrá su fin y su castigo para quienes menospreciaron el regalo de la salvación.

El Apóstol Pablo nos está diciendo que permanezcamos firmes, que no nos dejemos mover fácilmente de nuestra manera de pensar; esta verdad de que vamos a estar con el Señor siempre, debe estar anclada en nuestro corazón, muchos aún siguen incrédulos, solo quieren los beneficios de Dios y los placeres del mundo. La Biblia enseña que cada vez las cosas empeorarán en el mundo, pero nosotros los hijos de Dios permanecemos fuertes, en victoria, porque el mundo será más malvado, Jesús lo advirtió en Mateo 24:37-42 : “Pero el día y la hora nadie la sabe, ni aún los ángeles de los cielos, sino solo mi Padre, más como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre…velad y orad, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor” Jesús está hablando de Su venida para llevar a los hijos de Dios al cielo, fuera de este mundo, para apartarlos del juicio que vendrá sobre la tierra, esta es la urgente advertencia de Cristo para estar siempre espiritualmente preparados para su venida inesperada; es un motivo para perseverar en la fe; esto nos llena de alegría, y nos da fuerzas para vivir motivados y cuando el diablo quiera atacarte y trate de golpearte fuerte tú le dirás : “Jesús viene pronto por mí, Su venida está cerca y por eso corro con gozo mi carrera.

Mi santidad, mi fe, tendrán gran recompensa, porque mi meta es esperar a Cristo Jesús” Al tener esto en nuestra mente, iremos a predicar el mensaje de salvación a todos nuestros amigos, a toda nuestra familia, esto nos mueve a compartir con mas gozo la Palabra de Dios, porque sabemos que el fin de todo se aproxima y queremos que todos sean salvos. Si esta es tu esperanza, vas a vivir con sabiduría, ya no vas a desperdiciar más tu tiempo, vas a disfrutar más de tu familia, y vivirás para Cristo en victoria. Escuchen “Luz y Sal” de Funky.

Haz en voz alta esta oración: “Padre Celestial, me arrepiento de todos mis pecados y te pido perdón, invito a Jesucristo tu Hijo, para que entre en mi corazón, gobierne mi vida, sea mi Señor y mi Salvador por siempre, anota mi nombre en el libro de la vida, para cuando yo muera, yo vaya al cielo; guíame con tu Espíritu Santo, ahora soy un hijo tuyo, libre de toda maldición, redimido por la Sangre de Jesús, cuidaré mi salvación hasta que tú regreses por tus hijos. Amén”

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>