Nombre sobre todo nombre. SABADO 07 de Octubre

 Juan 1:12 “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” Di en voz alta: “Soy un hijo de Dios, tengo la justicia de Dios en mi, Jesùs vive en mi corazòn, soy alguien en quien mora Jesùs, creo en Su nombre y tengo la vida eterna” La Biblia enseña que todo el que invoque el nombre del Señor Jesucristo serà salvo, Cristo es el ùnico camino para llegar al Padre, solo en Èl hay salvaciòn. Romanos 10:9 dice: “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo” Jesùs no solamente muriò para salvar al pecador, sino ademàs para sanar al enfermo y libertar a todos los cautivos del diablo, Cristo tiene todo el poder y te ama, y por eso dio Su vida por ti, Èl es Admirable, Consejero, Dios fuerte, Fiel y verdadero, es tù Salvador, pensò en tì mucho antes que tù pensaras en Èl.

El evangelio de Juan dice: “Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre” ¿Crees en Su Nombre? Èl es tu sanador, tu libertador, quien tiene esperanza para tu vida, Èl tiene todo el poder y la autoridad. Aunque Cristo siempre fue igual a Dios, no insistió en esa igualdad. Al contrario, renunció a esa igualdad, y se hizo igual a nosotros, haciéndose esclavo de todos. Como hombre, se humilló a sí mismo y obedeció a Dios hasta la muerte: ¡murió clavado en una cruz! Por eso Dios le otorgó el más alto privilegio, y le dio el más importante de todos los nombres.

Si no fuera por la obediencia de Cristo a Su Padre, no tendriamos salvaciòn, y aunque fue un momento muy difìcil para Èl, prefiriò aceptar la voluntad del Padre por amor a ti, por amor a mi, estas fueron Sus palabras en Getsemanì: “Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo. Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú” Jesùs sabìa el plan del Padre Celestial para nosotros, por eso, siguiò adelante a pesar de lo duro del momento, y gracias a Èl todos tenemos salvaciòn. Èl es el Salvador de toda la humanidad, solo Èl muriò, fue sepultado, resucitò, està sentado a la diestra del Padre y pronto regresarà para reinar por siempre con todos los que le recibieron y creyeron en Su Nombre.

.Haz en voz alta esta oración: “Amado Padre Celestial reconozco que he pecado, te he fallado y te pido perdón, me arrepiento, y acepto a Jesucristo tu Hijo, como mi ùnico y suficiente salvador, quien siendo Dios, vino a la tierra en forma de hombre, a morir por mí en una cruz, resucitó y está vivo, yo lo invito para que entre en mi corazón, y gobierne mi vida, escribe mi nombre en tu libro de la vida, ahora soy tu hijo, y tengo vida eterna, llèname ahora mismo con tu Espìritu Santo. Amén” Terminen este Altar Familiar con besitos y abracitos en familia. Escuchen “No soy Esclavo” de Twice

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>