NUNCA PIERDAS TU VISION JUEVES 11 de Enero

 

Génesis 28:14-15 “Será tu descendencia como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente, al oriente, al norte y al sur; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente. He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho” ¿Saben tus hijos quién es tu Dios? Tenemos la gran responsabilidad de enseñarles a nuestros hijos en quien creemos, y para esto primeramente tenemos que conocer al Dios viviente para poder presentárselo a nuestros hijos. Algunos padres les dejan solamente dinero a sus hijos, pero esto no les va a asegurar la vida eterna con Dios.

Haz como Abraham e Isaac, quienes les dejaron a sus hijos una herencia de fe, una relación profunda con el dueño todo. Jacob salió como usurpador huyendo de su casa, pero su padre le había dado una bendición que nadie se la podía quitar y más a delante Dios le cambia el nombre, porque Jacob quería decir suplantador, engañador, y Dios le coloca Israel. Como padres sabios debemos tener cuidado con el nombre con el cual marcamos a nuestros hijos, todo nombre tiene un significado, ¿sabes cuál es el significado de tu nombre? Por esta razón Dios cambió el nombre de Jacob por Israel. Jacob, a pesar de todo, sale con la bendición de su papá, se acuesta a dormir y Dios se le manifiesta en sueños como el Dios de Abraham y el Dios de Isaac. Jacob, dijo, si este es el Dios de mi abuelo y de mi papá, con Èl voy a salir adelante y Dios le dijo: la tierra en la que estás acostado, te la voy a dar.

Jacob encuentra a un Dios que lo va a prosperar, porque fue un Dios que prosperó a su familia. ¿Qué herencia le vas a dejar a tus hijos? ¿Una herencia de bendición o una de ruina? Muchos han dejado a sus hijos llenos de deudas. El libro de Proverbios dice que el bueno dejará herederos a los hijos de sus hijos. Un padre justo evitará dejar sufrimiento a sus hijos, porque tiene amistad con Dios y sabe que Papà Dios nunca desamparará a sus generaciones por cuanto lo ha buscado con todo su corazón; si tú hoy decides entregarle completamente tu vida a tu Padre Dios, y permites que Él sea quien te dirija, tus hijos seguirán tus pasos, ellos aprenden más con tu ejemplo que con tus palabras, no es difícil educar hijos cuando Cristo es el centro de tu hogar. Escuchar “Mi Origen y mi Destino” de Toma Tu Lugar

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>