Nunca pierdas tu visión. MIERCOLES 10 de Enero

 

1Samuel 11:5-6 “En ese momento Saúl volvía del campo, donde había estado preparando el terreno para la siembra, y preguntó: «¿Qué le pasa a la gente? ¿Por qué llora?» Cuando le contaron lo que pasaba en Jabés, el espíritu de Dios vino sobre él, y Saúl se enfureció” Saúl estaba enojado a causa de las amenazas, la humillación, el maltrato hacia sus amigos Israelitas. Dios trajo a través del enojo de Saúl JUSTICIA y LIBERTAD. Tenemos que enojarnos hacia las cosas que destruyen nuestra vida, nuestra familia, no te conformes, hay más de Papá Dios para ti, no te quedes pasivo, indiferente, no te conformes a las circunstancias, actúa ahora mismo para un cambio en tu hogar, en tu trabajo y nación.

Oremos por nuestros hijos, por nuestra familia, hay que bendecirlos, guardarlos, activar ángeles para ellos. Si como padre has perdido tu visión para poder luchar por tus hijos, es tiempo de volver a Dios y pedirle que te restaure para que puedas ver claramente los enemigos que quieren acabar con tu familia, con tu vida. Tu familia es el regalo que Papà Dios te ha dado, no importa la edad que tengan tus hijos, ellos necesitan de la cobertura de sus padres, ellos necesitan que tu ores por ellos, interésate por conocer sus amistades, cuídalos, presérvalos, arrebátaselos al enemigo, tal vez podrán decir que eres un padre que no se ha modernizado, pero la verdad es que necesitamos que la nueva generación sea mejor, con principios, valores, que tengan visión para que no tropiecen y vayan a terminar con sus vidas arruinadas.

No tengas miedo de luchar por ellos, porque lo que estas haciendo trascenderá, y el día de mañana te agradecerán por haberlos llevado por el camino recto. Nuestra mejor herramienta para enseñarles el temor a Dios está en la oración, para que no se desvíen, para que no pierdan la visión. Es tiempo de levantarnos por nuestra familia y entregársela a Dios y decirle al enemigo que no puede meterse con ellos. ¿De qué sirve ganarte los aplausos de todo el mundo, pero tener unos hijos que te odian, porque trabajas todo el día, y cuando llegas a casa estás cansado, no compartes con ellos y estás enojado? ¿De qué te sirve hacer mucho dinero pero no tener ni idea cuales son los sueños de tu hijo, de tu esposa o esposo? Es tiempo de que recuperes la visiòn. Escuchen la canción “Me Acerco” de Miel San Marcos

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>