Nunca pierdas tu visión. SABADO 13 de Enero

 

Job 1:1 “Hubo en tierra de Uz un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal” Seamos un modelo para nuestra generación, dejemos una huella en el corazón de las personas, seamos el mejor ejemplo a seguir para nuestros hijos. Cuando los padres son toscos, depresivos, amargados, malhumorados en su diario vivir, le estàn cerrando puertas a sus hijos; deja de pensar tanto en ti y piensa en ellos. Papà Dios no detiene las bendiciones para tu hogar, tú mismo las detienes cuando no eres integro, cuando te preocupas y te llenas de ira. No le des la espalda a Dios, vuélve en amistad con El y te irá bien, es lo que dice Job 22:21.

La Biblia nos habla de hombres de Dios que fueron rectos delante de Él y esto trajo bendiciones sobre sus hogares, pero también nos muestra hombres como Saúl que transfirieron desgracia a sus hijos hasta llevarlos a la muerte, no les hablaron a sus hijos de un Dios de amor, ni de misericordia, siempre pensando en su orgullo, en ganar las batallas y derrotar a los demás y su mismo orgullo llevó a Saùl a matarse él mismo y que sus hijos murieran inmediatamente después de él. Te hago una invitación para que consagres tu vida a Cristo, que mantengas una verdadera comunión con El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo, a ser solidario con los demás, especialmente con los de tu casa y así Papà Dios te revestirá con autoridad, te dotará de sabiduría y las bendiciones vendrán y te alcanzarán. Proverbios 22:13 dice: El bueno dejará herederos a los hijos de sus hijos.

Job era un padre piadoso, estaba profundamente preocupado por el bienestar espiritual de sus hijos. El observaba a diario el comportamiento de ellos, y le pide a Dios que los proteja del mal y que ellos puedan experimentar bendición y salvación de Dios. Job daba ejemplo a sus hijos, dice la Biblia que era un varón perfecto, recto, temeroso de Dios y apartado del mal. ¿Será que se puede decir lo mismo de ti? Sólo con la ayuda de Papà Dios lograremos ser padres ejemplares y de tal forma lograr que nuestros hijos alcancen las bendiciones y sigan el ejemplo de nosotros para que les vaya bien en todo lo que emprendan. Enseñamos lo que sabemos pero transmitimos lo que somos.

Haz en voz alta esta oraciòn: Padre Celestial, perdòname cuando me afano, y lastimo a mi familia con la ira, perdona mis pecados, me arrepiento, te pido que Jesucristo sea el centro de mi vida, me someto a su gobierno, llèname con tu Santo Espìritu y ayùdame a caminar en tu Palabra todos los dìas de mi vida, no me permitas que pierda la visiòn, porque quiero disfrutar de tus bendiciones, Amèn. Escuchen juntos la canciòn “Pasión” de Planetshakers

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>